[vc_row][vc_column][vc_single_image image=”1490″ img_size=”full” alignment=”center”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

¿Cómo podemos saber si un programa de Coaching cumple con estándares de Excelencia Internacional y vale la pena invertir dinero para formarse en él?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

¿Existen estándares universales que permitan a una persona evaluar un programa de formación o un Coach de forma objetiva?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Definitivamente SI. Estas preguntas ya tienen el día de hoy respuestas muy claras y objetivas. Y existen pautas muy definidas en esta área tan nueva que permiten responder estas preguntas en forma satisfactoria y completa.

La IAC (International Association of Coaching), después de muchos años integrando en sus filas a los mejores Coaches del Mundo, en Enero del 2008, definió perfectamente bien estas pautas y las denominó “Las 9 Maestrías del Coaching”

Estas 9 maestrías determinan si una persona es un/a Coach de Excelencia o no. Y al mismo tiempo si su entrenamiento estuvo o no bajo los más elevados criterios de calidad. Un programa de Coaching verdaderamente de calidad debe contemplar estas Nueve Maestrías (IAC Masteries) en forma teórica y práctica.

Cada una de estas Maestrías contempla en si misma criterios, claves, conductas eficientes y resultados esperados y medibles que aseguran su cumplimento al coach entrenado en ellas.

Al dominar cada una de estas 9 Maestrías, para integrarlas en un todo armónico, de forma inconsciente, de acuerdo a la IAC (International Association of Coaching), un Coach logra ser un verdadero Maestro del Coaching.

No más dudas respecto a lo que los clientes realmente necesitan durante la sesión de coaching. Tampoco nunca más misterio respecto a lo que otros coaches hacen o lo que debiéramos hacer o conseguir en nuestra profesión como coaches.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]